Animatronic y, concretamente, las figuras Animatronic, son figuras controladas electrónica, mecánica o neumáticamente que con frecuencia representan a seres vivos realmente existentes. En este contexto, Animatronic aúna disciplinas como la robótica, la electrónica y la mecatrónica, se basa en conocimientos anatómicos y presenta, especialmente en lo que respecta al control, paralelos respecto al clásico juego de muñecos. A pesar de que la tecnología correspondiente ya ha recorrido un largo camino, aún sigue estando presente en muchas formas del entretenimiento. Entre otros motivos, debido a la estrecha relación con la robótica el desarrollo continúa.

Endoesqueletos como base de figuras Animatronic

Generalmente, la base de una figura Animatronic es un endoesqueleto mecánico. Se trata de una estructura de soporte que, en primera línea, protege los componentes técnicos que se encuentran dentro de ella. El endoesqueleto suele estar hecho de aluminio, acero, plástico o madera y, en su forma, se corresponde en gran parte con el esqueleto real de la figura respectiva. Elementos técnicos tales como articulaciones, motores y actuadores son sustituidos por cables, alambres y las líneas de conexión necesarias; la estructura técnica puede equipararse a los músculos y al sistema nervioso de seres vivos reales.  El endoesqueleto sirve, además, como estructura de soporte para el revestimiento externo de la figura Animatronic. Compuesto de látex, silicona y otros materiales similares, si es necesario el revestimiento se provee de un traje para preparar la figura de la mejor manera ópticamente. También aquí, el objetivo es que la figura Animatronic parezca lo más real, viva, posible. Por tanto, generalmente se utilizan imitación de piel, plumas y maquillaje.

En el marco de la modelación y del equipamiento con componentes técnicos hay que atender a la movilidad de la figura Animatronic. Dependiendo de la figura respectiva y del posterior ámbito de utilización, deberán ser móviles solamente algunas partes del cuerpo, como cabeza y brazos, o bien la totalidad de la figura. Las técnicas modernas permiten reproducir expresiones faciales complejas y reproducen también patrones de movimiento tales como caminar y correr. Lo decisivo para la movilidad de figuras Animatronic son los servoaccionamientos, tales como FHA-C y FHA-C Mini de Harmonic Drive AG. Mediante el servomotor integrado, un elemento de montaje de la serie CSD o HFUC y un cojinete de salida desarrollado especialmente, los denominados servoaccionamientos permiten una construcción sencilla y que ahorra espacio. Además, cumplen altas exigencias en lo que respecta a la dinámica, las áreas de posicionamiento y la precisión del movimiento.

Posibilidades de control

Las figuras Animatronic modernas están controladas por software o por ordenador, si bien hay que distinguir si se realizan determinados patrones de movimiento mediante una programación realizada una única vez o si la figura será controlada en tiempo real y, de este modo, sigue patrones de movimientos fijos solo de forma condicionada. La primera opción ofrece la posibilidad de determinar ya durante la programación  bandas sonoras, ruidos y efectos de sonido especiales para movimientos escogidos. En la denominada fase de play-back se armonizarán banda sonora y movimiento de la figura Animatronic. La selección del control - programación estática o control remoto (Remote Control) - se basa sobre todo en la utilización de la figura.

Áreas de utilización de Animatronic

Las áreas de utilización de Animatronic se encuentran especialmente en el sector del entretenimiento; un  conocido ejemplo de ello son los parques temáticos y de atracciones. Las figuras Animatronic también se utilizan en la industria del cine. Animatronic se utilizó por ejemplo en películas tan relevantes como Parque Jurásico (1993). En esta película, las figuras Animatronic manejadas por control remoto se alternan con actores disfrazados. Desde la introducción de la gráfica CGI (Imagen generada por computadora, por sus siglas en inglés) y de otro software similar de efectos especiales ha disminuido la utilización de figuras Animatronic en la industria del cine. Los gráficos CGI no pueden trasladarse a la realidad y, por tanto, están limitados a las pantallas. Animatronic experimenta un gran potencial en diversos actos y espectáculos. Mediante los avances en el área de la robótica y la inteligencia artificial, las figuras Animatronic son elementos de entretenimiento que gozan de popularidad en los espectáculos deportivos y en directo, fiestas callejeras, exposiciones y congresos.

Animatronic a lo largo de la historia

Las cajas de música y los muñecos controlados mecánicamente son conocidos desde hace tiempo. Posiblemente hay controles mecánicos a través de los que se pueden accionar las cajas de música y muñecos desde la época de los albores del cristianismo. Alrededor del año 30 d. C. ya de describió un ser humano mecánico en la obra china del filósofo Liezi. Al parecer, la figura era capaz de andar, cantar y posar. La veracidad de este legado es altamente controvertida. El comienzo de la Animatronic moderna se suele situar en el desarrollo de figuras que se mueven de forma autónoma, realizado por Walt Disney en el año 1961. La relación con el sector del entretenimiento existe, pues, desde el principio del desarrollo de figuras Animatronic. En los años posteriores, Animatronic realiza sus primeras apariciones en películas y series. Así, aún hoy son muchas de las figuras del cine más famosas y queridas parte de los logros de Animatronic. Como ejemplos de ellos cabe mencionar al Dragón de la Suerte, Fujur, de la película «La historia interminable», dinosaurios de la película «Parque Jurásico» y a Jabba el Hutte, una figura reptil de la saga de «La Guerra de las galaxias». 

Animatronic – Perspectiva y tecnología competidora

Prácticamente todos los aspectos de Animatronic se han beneficiado en los últimos años de los avances técnicos.  Servomotores más potentes, software más complejo, avances químicos, entre otros en el ámbito de las siliconas. Mientras que todas estas innovaciones básicamente mejoran las figuras Animatronic, también refuerzan a las tecnologías competidoras, tales como CGI y VR (Realidad Virtual), que gozan de gran popularidad en la industria del cine desde hace tiempo. Por este motivo, as expectativas que Animatronic despierta son muy grandes. Fuera de la industria del cine, la utilización de figuras Animatronic sigue gozando de mucha popularidad. La combinación de Animatronic con inteligencia artificial aporta aquí nuevas posibilidades y contribuye a que las figuras se acerquen cada vez más a sus modelos vivos. Además, mediante la unión de juegos de ordenador y figuras animadas electrónicamente, Animatronic vive un nuevo empuje.